lunes, 27 de agosto de 2007

Como Suiza...



De ahora en más seré como Suiza. ¿Por qué? Este país europeo ha sido a menudo el más neutral y el menos conflictivo del total de los que forman parte del continente. Durante la Segunda Guerra Mundial, Suiza permaneció al margen de las batallas de sus vecinos: alemanes, franceses e italianos.

Como ideal de equilibrio y de calidad de vida, Suiza no tiene nada que envidiarle a sus compañeros. Pese a su extensión, este país comparte un acerbo cultural magno y significante. Se hablan cuatro idiomas: alemán, francés, italiano y romanche.

Es una nación rica, estable, y donde, a pesar de las diferencias entre sus habitantes, siempre prima el diálogo y el entendimiento más allá de las discrepancias idiomáticas y/o culturales. Es ejemplo de paz, economía, tranquilidad, un símbolo social y un modelo a imitar.

La historia ha permitido que otro país, extra europeo, tuviera el enorme privilegio de ser comparado con esta nación, y ese ha sido nada menos que el Uruguay. No sólo por su extensión geográfica respecto a sus grandes vecinos, sino porque a mediados del siglo XX supo ser un digno representante de los valores considerados típicamente helvéticos: estabilidad económica, avance social, trabajo, seguridad y equidad.

Pese a que con el paso del tiempo estos valores se han ido perdiendo, mi patrimonio como uruguayo y mi deber como ciudadano es seguir siendo fiel de los principios que tan orgullosamente caracterizaron a esta nación americana.

Así que, como bien expuso el escritor y filósofo estadounidense Benjamin Franklin en su Autobiografía (1793), mi deber como persona y mi responsabilidad como ser humano ha de ser la moderación pero, lejos de querer adentrarme en su interesante doctrina sobre las trece virtudes capitales del hombre, sí aplicaré el respeto y el equilibrio en su justa medida en todos los aspectos que conciernen a mi vida.

Y cuando digo todos me refiero también a la wikipedia. Así que, frente a las insaciables batallas y enfrentamientos verbales y éticos entre miembros y colegas de diversas nacionalidades, he optado por hacerme a un lado de esta guerra en la que, como Suiza, estoy en el medio pero no adentro. Ante las injusticias de mis vecinos y los reclamos de mis conciudadanos, daré un paso hacia atrás y me dedicaré de lleno a mi tarea constructiva de colaborar en una enciclopedia. Porque, como Suiza, soy amigo de todos y enemigo de nadie, me manejo por mis propios criterios y siempre estoy predispuesto al diálogo.

No defiendo lo ocurrido ni me decanto por un grupo porque, como Suiza, hago mi trabajo, intento ser objetivo y neutral y hacerme a un lado en un conflicto que no me concierne y que involucra a vecinos y colegas más poderosos e influyentes.

Así quiero ser, afín a una utopía que sólo se consumará si, en vez de inmiscuirme en pleitecías, hago mi tarea y ayudo a la comunidad de forma constructiva y no confrontativa.

3 comentarios:

jynus dijo...

¿Quieres decir que a partir de ahora:

* Tendrás un arma en cada casa?
* Tendrás un búnquer en cada casa por si te ataca el vecino?
* Tratarás con desprecio a aquellos que vayan a visitarte? ¿Tendrás vecinos de segunda (UE) y de tercera (resto), y a estos últimos los tratarás como delincuentes?
* Tendrás unas diferencias enormes entre los más (bancos) y los menos favorecidos, aunque parte de esas ganancias provengan de robos de la segunda guerra mundial?
* Serás refugio para, hasta hace poco, los paraísos fiscales de ladrones de guante blanco?
* No darás atención médica a los que no puedan pagársela?

Que conste que he vivido en Suiza, y muy bien por cierto, pero no todo es de color de rosa.

Gustavo86 dijo...

No, nada de eso y, en cualquier caso, si los tengo, será para defenderme de otras personas que vengan a trollear o a vandalizar. El mundo no es perfecto y yo hablé de Suiza, no del paraíso ni de la utopía de Thomas Moore. Si te fijas bien sólo mencioné los buenos valores, en opuesto a los malos, que existen en todos lados, incluso en Suiza. Y sí, quiero ser como Suiza, pero no para encubrir a nadie, sino para mantenerme al margen de las guerras que están tomando lugar en wikipedia. ¿Si trataré con desprecio a quienes me visiten? Pues hombre, todo depende de quien sea y, quien no esté a la altura de las circunstancias, no será bienvenido. Así de sencillo

jynus dijo...

Espero que no te lo hayas tomado a mal, mi crítica iba hacia Suiza, no hacia tí. :)

Ya había entendido lo que querías decir con tu entrada.